• Boadilla - 91 633 80 45 | Majadahonda - 91 638 55 58
Odontopediatría: Dentista infantil
Usted está aquí: Inicio \ Tratamiento dental \ Odontopediatría

CONTACTA CON NOSOTROS

Nombre y aquellido(requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Elige clínica

Mensaje


CAPTCHA Image
Reload Image

Acepto la política de privacidad

odontopediatri-940x384

Salud oral para tus hijos – odontopediatría

La salud oral y el correcto desarrollo de la boca forman parte de la salud general en el niño. Desde el nacimiento hay que explorar la cavidad oral para detectar posibles anomalías (la revisión dental en odontopediatría).

Si no existen alteraciones, un buen momento sería cuando comienzan a salirle los dientes (6 meses – 1 año). Es aconsejable que el dentista esté acostumbrado a atender niños (odontopediatría), y sobre todo que tenga una visión integral del mismo.

Cuando comienzan a aparecer los dientes de leche las visitas periódicas al pediatra y al dentista son recomendables, y durante el recambio de los dientes, fundamental. Estas visitas deben mantenerse a lo largo de la infancia y la adolescencia.

odontopediatria2

 

¿Es aconsejable la lactancia materna?

Dar el pecho es de suma importancia para el desarrollo físico, inmunológico y afectivo del bebé, favoreciendo además un correcto desarrollo de la boca del niño. Durante la lactancia materna es importante mantener una buena higiene oral del niño tras cada toma, sobre todo después de la última toma de la noche.

¿Hasta qué edad puede mantenerse el chupete?

El uso o no del chupete en los recién nacidos es un tema muy controvertido. Estaría muy bien que no fueran necesarios, pero todos sabemos que ante el llanto persistente del bebé, el chupete puede ser una ayuda. Lo ideal es utilizar siempre chupetes anatómicos con el menor tamaño posible.
Su uso no debe prolongarse más allá de los dos años y medio de edad, intentando, si es posible, retirarlo antes, ya que su persistencia en el tiempo puede ocasionar alteraciones en el desarrollo de las arcadas dentarias y ser causa de maloclusiones.

 

odontopediatria4

¿Es conveniente el uso de biberones?

Lo ideal es que el niño no utilice el biberón mientras pueda ser amamantado, ya que aparte de los beneficios inmunológicos, nutricionales, psicológicos y de relación con la madre, la lactancia materna permite el correcto desarrollo de los maxilares, favorece la correcta ubicación de la lengua en la cavidad oral y por tanto la correcta deglución0.

A veces creemos que el niño no coge bien el pecho o no toma suficiente leche, por lo que se tiende a sustituir la lactancia materna por biberones. Antes de tomar esta importante decisión debemos consultar con el pediatra. Si por alguna razón el biberón fuera necesario, hay que utilizar un biberón con tetina anatómica, de orificio pequeño y que obligue a extraer la leche y a respirar por la nariz. Debe obtenerse en farmacias.

En estos casos, su uso no debe prolongarse más allá del año de edad, porque abusar del mismo puede ocasionar problemas en las funciones masticatorias, deglutorias y respiratorias inmediatas o futuras, así como alteraciones tipo malposición dentaria, paladares ojivales o mordidas abiertas.

¿Qué se puede hacer para evitar que el niño chupa el dedo?

El chuparse el dedo es un hábito que aparece de forma frecuente en los niños. Este hábito ha podido detectarse, incluso, en el seno materno. No obstante debe eliminarse lo antes posible, ya que es capaz de inducir alteraciones en el desarrollo esquelético y dental.

Para solucionar este hábito nocivo, la primera opción es siempre convencer al niño que lo abandone de forma voluntaria. En la farmacia existen determinados productos, no siempre eficaces, que pintan los dedos y tienen mal sabor. Es conveniente ponerse en contacto con el experto en niños, para intentar un pacto entre niño, padres y odontólogo.

También puede intentarse establecer algún tipo de recompensa encaminada a conseguir el abandono de la succión digital. Esta recompensa no debe ser extravagante, pero si especialmente motivadora para el niño. Si el hábito persistiera, junto a una labor de convencimiento, podría optarse por colocar aparatos que dificulten la succión digital.

odontopediatria3

¿A qué edad salen los primeros dientes de leche?

Aunque la cronología y secuencia de la erupción dental es muy variable, aproximadamente alrededor de los 6 meses de vida, los primeros dientes temporales o de “leche” que aparecen en boca suelen ser los incisivos inferiores. La dentición temporal debe estar completa a los tres años de edad.

¿Qué hacer si el niño tiene dolor porque le están saliendo los dientes?

A menudo el proceso eruptivo de la dentición temporal resulta molesto e incluso doloroso; un proceso durante el cual puede aparecer irritabilidad, aumento de la salivación, disminución del apetito y, a veces, ligera febrícula. Durante este periodo es recomendable que el niño esté bien hidratado, para lo cual debe aumentarse la ingesta de agua, disminuir la temperatura de los alimentos y enfriar papillas y biberones.

El uso de productos de aplicación tópica con efectos sedantes en las encías no es recomendable, porque puede interferir en el proceso de erupción. Los antitérmicos y analgésicos tipo paracetamol, a dosis adecuadas, siempre bajo la supervisión del pediatra, son la medida ideal.

Existen en el mercado mordedores de goma que son muy útiles para calmar el dolor de la erupción. Su compra debe hacerse en farmacias para que estén debidamente homologados.

¿A qué edad se caen los dientes de leche?

El recambio dentario, igual que la erupción, también es muy variable. Cada diente temporal se recambia por su correspondiente permanente excepto los molares temporales que se sustituyen por los premolares.

La caída de los primeros dientes temporales y la aparición de los dientes definitivos, coincide con los 6 años de edad.

Es importante señalar que es en este periodo de tiempo (6 años de vida) cuando aparece el primer molar definitivo, que erupciona por detrás de la segunda muela de “leche”.

¿A qué edad tienen que cepillarse los dientes los niños?

El cuidado, limpieza o higiene de la cavidad oral, debe realizarse desde el nacimiento. La higiene o limpieza de las encías ha de efectuarse tras cada toma de leche con gasa estéril. Cuando erupcionan los primeros dientes, existen en farmacia dediles de caucho y pequeños cepillos que los padres pueden utilizar para introducir al niño en el hábito de la higiene bucal.

Una vez que el niño es más autónomo, puede realizar su higiene diaria con un pequeño cepillo y sin pasta dental, bajo la supervisión de los padres, y una vez al día deben realizarla los padres. La pasta dental puede usarse a partir de los 3 años de edad, y debe ser fluorada (no superando una concentración de 1100 ppm); en las farmacias existen cepillos y pastas adecuadas a estas edades.

¿Cuántas veces al día deben cepillarse los dientes?

El cepillado debe realizarse después de cada comida (desayuno, almuerzo y cena). Debemos destacar que es muy importante que tras el último cepillado, antes de dormir, no deben ingerirse. El cepillado debe realizarse después de cada comida (desayuno, almuerzo y cena).

Debemos destacar que es muy importante que tras el último cepillado, antes de dormir, no deben ingerirse alimentos ni bebidas a excepción de agua. Por ello la higiene dental que se realiza antes de irse a la cama es la más importante.

¿Hay que tratar los dientes de leche?

Si. La dentición temporal, aparte de su función estética, masticatoria y fonatoria, cumple la misión de ser guía para la dentición permanente o definitiva del niño. Si tiene caries aunque sea en la dentición temporal, hay que tratarlas porque la caries es una enfermedad infecciosa en el diente e influye, como cualquier otro proceso infeccioso, en el resto de su organismo alterando la salud.

Por otro lado, si se pierde prematuramente un diente temporal, el permanente puede no tener espacio para erupcionar, ocasionando maloclusiones en la dentición definitiva. Por lo tanto se deben prevenir las pérdidas y, si ello fuese inevitable, colocar un mantenedor de espacio hasta que erupcione el definitivo correspondiente.

¿Que son los selladores?

Los selladores son un método preventivo de caries en los niños. Consiste en la aplicación de un material resistente en los surcos y fisuras de las muelas.

Este material impide que las bacterias productoras de caries se introduzcan en ellos, y su aplicación es indolora, y por lo tanto, se realiza sin necesidad de anestesia. Son un método de prevención rápido, eficaz y fácil de aplicar.

¿Tengo que darle a mi hijo suplementos de flúor?

En primer lugar hay que tener en cuenta la zona en la que viven las familias y saber si el agua de la zona está o no fluorada. Si lo está, debe conocerse su grado de fluorización; si no lo está, deben los padres consultar al pediatra y llevar al niño al odontólogo (odontopediatría) para determinar si, según la edad y estado oral, es necesario su empleo. Un exceso de flúor, podría ser más perjudicial que beneficioso en el niño.

 

odontopediatria5

¿Cómo actuar si el niño sufre un golpe en los dientes de leche?

Cuando el niño comienza a andar los dientes temporales del grupo anterior suelen estar ya erupcionados; es por lo que estos traumatismos afectan a estas piezas con mayor frecuencia Ante un golpe en la boca, lo primero es mantener la calma, ya que las zonas periorales y las encías, al estar muy vascularizadas, sangran con gran facilidad.

En estos casos es muy importante acudir al dentista lo antes posible, el cual, realizará el correcto estudio y diagnóstico de las lesiones; aconsejará o no el uso de antibióticos y las medidas higiénicas adecuadas. Si existe pérdida de algún diente, no se debe intentar recolocarlo como hacemos con un diente definitivo, porque, entre otras cosas, puede dañarse el germen del diente permanente que se encuentra debajo.

Mi hijo rechina los dientes ¿qué puedo hacer?

El mal hábito de rechinar los dientes, llamado bruxismo, puede darse tanto de día como de noche, siendo más frecuente por la noche. Suele aparecer en los niños entre los cuatro y seis años de edad.

Los factores desencadenantes pueden ser diversos, se relaciona con frecuencia con niños hiperactivos y situaciones de estrés. Si el hábito se mantiene, produce serios desgastes en los dientes, dando lugar a dolor dentario y de la musculatura perioral.

Los padres deben consultar con el dentista infantil (odontopediatría) para su correcto diagnóstico y poner en marcha las medidas terapéuticas oportunas, que pueden ir desde tratamiento por un psicólogo con técnicas anti estrés, hasta la utilización de accesorios protectores para prevenir el desgaste.

Las dentistas y las clínicas dentales

Las dentistas Isabel De Larroque y Carolina De Larroque están disponibles en sus clínicas dentales para atender y educar a los niños (odontopediatría).  La Clínica Dental Infante Don Luis está ubicada en Boadilla Del Monte y la Clínica Dental Dra. Herrero está ubicada en Majadahonda.  Ambas clínicas están en Madrid.