• Boadilla - 91 633 80 45 | Majadahonda - 91 638 55 58
gingivitis y periodontitis en boadilla, gingivitis en boadilla, periodontitis en boadilla, enfermedad de las encías en boadilla, enfermedad periodontal en boadilla, clínica dental en boadilla, dentista en boadilla, odontólogo en boadilla, odontología en boadilla, revisión dental en boadilla, higiene bucal en boadilla, limpieza dental en boadilla, sangrado de las encías en boadilla, encías sangrantes en boadilla
2 diciembre 2019 - 5:00, por , en boadilla, Comentarios desactivados

Enfermedad periodontal en boadilla

En la clínica dental boadilla, el dentista ofrece una odontología de calidad y una atención personalizada a cada uno de los pacientes. El odontólogo tiene como prioridad intentar mejorar la salud dental de todos los pacientes. Descubrimos la gingivitis y periodontitis en boadilla.

Gingivitis y periodontitis en boadilla

La enfermedad periodontal o enfermedad de las encías es una afección inflamatoria patológica de la encía y el soporte óseo (tejidos periodontales) que rodean los dientes.

La mayoría de los adultos padecen algún tipo de enfermedad periodontal. Según el odontólogo en boadilla, todos hemos sufrido en algún momento este problema dental.

Las dos enfermedades periodontales más comunes son:

  • Gingivitis: inflamación de la encía en el cuello de los dientes
  • Periodontitis: inflamación que afecta a los huesos y tejidos de los dientes

Enfermedad de las encías

La mayoría de los niños tienen síntomas de alguna inflamación del tejido gingival en el cuello de los dientes. Entre los adultos, prevalece la etapa inicial de la enfermedad de las encías. Esta condición se denomina gingivitis y se caracteriza por enrojecimiento de los márgenes de las encías, hinchazón y sangrado en el cepillado dental.

La gingivitis se presenta tanto en forma crónica como aguda. La gingivitis aguda generalmente se asocia con infecciones específicas, microorganismos o traumatismos. La inflamación crónica del tejido de las encías que rodea los dientes se asocia con la biopelícula bacteriana (placa dental) que cubre los dientes y las encías. La gingivitis se vio una vez como la primera etapa de un proceso degenerativo crónico que resultó en la pérdida de la encía y el tejido óseo que rodea los dientes. Ahora se reconoce que la gingivitis puede revertirse mediante prácticas efectivas de higiene bucal.

La mejor forma de prevenir la gingivitis es aplicando buenos hábitos de higiene bucal: cepillo de dientes e hilo dental. De esta forma, se intenta eliminar la placa dental.

Enfermedad periodontal

Cuando la enfermedad periodontal afecta el hueso y el tejido de soporte, se denomina periodontitis y se caracteriza por la formación de bolsas o espacios entre el diente y las encías.

Esto puede progresar y causar una destrucción periodontal crónica que conduce a un aflojamiento o pérdida de dientes. La dinámica de la enfermedad es tal que el individuo puede experimentar episodios de actividad rápida de la enfermedad periodontal en un período de tiempo relativamente corto, seguido de períodos de remisión.

Aunque la mayoría de los adultos se ven afectados por la gingivitis, afortunadamente, la gingivitis no siempre se convierte en enfermedad periodontal. La progresión de la enfermedad de las encías está influenciada por una serie de factores que incluyen la higiene oral y la predisposición genética.

Uno de los desafíos para la detección temprana de la enfermedad periodontal en boadilla es su naturaleza silenciosa: la enfermedad no causa dolor y puede pasar inadvertida. En sus primeras etapas, el sangrado de las encías durante el cepillado dental puede ser el único síntoma. A medida que la enfermedad avanza y las encías se deterioran, el sangrado puede detenerse y puede que no haya más síntomas obvios hasta que los dientes comiencen a aflojarse. En la mayoría de los casos, la enfermedad periodontal responde al tratamiento y, aunque la destrucción es irreversible en gran medida, se puede detener su progresión.

Factores que afectan la enfermedad periodontal

La tasa de progresión de la enfermedad periodontal en un individuo depende de la virulencia (o fuerza de ataque) de la placa bacteriana y de la eficacia de las respuestas inmunoinflamatorias locales y sistémicas en la persona (huésped). El equilibrio general entre el desafío de la placa bacteriana y las respuestas inmunoinflamatorias del cuerpo es fundamental para la salud periodontal.

El tabaco y la diabetes son factores de riesgo bien establecidos para la enfermedad periodontal. La dieta afecta a la salud periodontal, tanto desde la perspectiva de la acumulación de placa dental como desde la respuesta inmunoinflamatoria del cuerpo. El estrés se ha relacionado con la enfermedad periodontal, pero no está claro si la relación tiene una base fisiológica o se debe simplemente al hecho de que las personas bajo estrés tienen menos probabilidades de realizar una buena higiene oral diaria.

Como ya se ha indicado, la gran mayoría de las enfermedades de las encías se pueden prevenir fácilmente mediante la eliminación diaria completa de la placa. Sin embargo, las irregularidades alrededor de los dientes, como los bordes sobresalientes de los empastes, los empastes pobremente contorneados y algunos tipos de diseños de prótesis parciales dificultan la limpieza de los dientes y fomentan la acumulación de placa. La presencia de cálculo (sarro) (placa que se ha calcificado y endurecido) puede hacer que la placa se acumule más fácilmente y requiere una extracción profesional. Sin embargo, la salud periodontal se puede mantener de manera efectiva mediante prácticas adecuadas de higiene bucal, así como evitando factores de riesgo conductuales y ambientales (por ejemplo, humo de tabaco, estrés, mala alimentación) por parte de la persona.

Debido a que la enfermedad periodontal está vinculada a una mayor susceptibilidad a la enfermedad sistémica, es importante no solo para la salud oral sino también para la salud general para controlar la enfermedad periodontal. La gingivitis y periodontitis en boadilla se debe tratar de inmediato.

Control de placa para la salud gingival

El control de la placa es el método más importante para limitar la enfermedad periodontal y mantener la salud gingival. Esto debe considerarse en dos niveles: lo que los individuos pueden hacer por sí mismos mediante el control de la placa a diario, y lo que puede hacer el dentista de confianza en boadilla para eliminar los factores de retención de placa en los individuos y asesorar a los pacientes sobre la atención domiciliaria más adecuada.

Cepillarse los dientes

El método de control de placa más importante es el cepillado de dientes, que debe establecerse como una rutina diaria desde la primera infancia. Los padres deben comenzar a cepillar los dientes de los hijos (sin pasta dental hasta los 2 años) tan pronto como aparezca el primer diente en la boca. A partir de los 2 años, se recomienda una cantidad considerable de pasta de dientes. Los padres deben continuar cepillando los dientes de los hijos hasta que el niño desarrolle la destreza manual suficiente para cepillar sus propios dientes con eficacia (aproximadamente 7 años de edad). Los padres deben asegurarse de que los primeros dientes molares permanentes, que aparecen en la parte posterior de la boca aproximadamente en este momento, se incluyan en la rutina de cepillado tan pronto como aparezcan. Las habilidades de cepillado de dientes deben enseñarse a personas de todas las edades.

La técnica precisa es menos importante que el resultado, que es que la placa se elimina de manera efectiva todos los días sin causar daño a los dientes o encías. Las técnicas defectuosas de cepillado de dientes que involucran una presión excesiva pueden aumentar considerablemente la recesión gingival y la pérdida de la sustancia dental por abrasión mecánica, por lo que debe corregirse. Se debe tratar la gingivitis y periodontitis en boadilla.

Revisión dental

Es responsabilidad del mejor dentista en boadilla asegurarse de que cualquier tratamiento dental proporcionado minimice la retención de placa. Se debe dar un claro consejo sobre la necesidad de limpiar los puentes, prótesis dentales y aparatos de ortodoncia de manera efectiva y frecuente. El cálculo (o sarro) es una forma de placa endurecida (mineralizada), que se puede formar en los dientes tanto por encima del nivel de las encías como en las bolsas periodontales. El cálculo no se puede eliminar con un cepillo de dientes. Se necesita la ayuda del odontólogo boadilla del monte para su eliminación. Si bien el tratamiento profesional apropiado es importante, se debe enfatizar que la máxima prioridad para el control de la placa es la efectiva higiene oral. La importancia de conocer en detalle la gingivitis y periodontitis en boadilla.

Odontólogo en boadilla del monte

Por último, pero no menos importante, hay que acudir con tu hijo a la clínica dental para una revisión dental en boadilla semestral. Dicha visita tiene que darse dos veces al año y de esta forma asegurarse que la salud dental de la familia va por buen camino.

Clínica dental en boadilla del monte

Tenemos una clínica dental en boadilla del monte que atiende a todos los pacientes para mejorar la salud bucal de cada uno de ellos con una atención única y personalizada.  Queremos mejorar la salud bucodental en boadilla.  La clínica dental en boadilla se llama Clínica Dental Infante Don Luis.

Dentista en boadilla del monte

Las dentistas en boadilla del monte, Isabel De Larroque y Carolina De Larroque, están a vuestra disposición para aclarar cualquier duda. Tienen mucha experiencia cuidando y tratando la salud bucal de los pacientes con la mejor tecnología.  La dentista en boadilla ofrece un trato cercano y humano para toda la familia. Visítenos en www.clinicadentalboadillamajadahonda.com

Los comentarios están cerrados aquí.